miércoles, 20 de marzo de 2013

¿Cómo luchar contra el desempleo?

Durante todos estos años de recesión económica hemos ido observando las innumerables críticas hacia las propuestas y medidas tomada por los gobiernos.

¿Realmente las medidas son para combatir el desempleo? No, todo lo contrario. Veamos por qué.


Si tomamos de referencia el Keynesianismo, teoría propuesta por John Maynard Keynes, plasmada en su obra Teoría general del empleo, el interés y el dinero. Nos encontramos con la famosa fórmula:

Da = Y = C + I + G + NX

Es decir, el ingreso total es igual a la suma del consumo, inversión (ahorro), gasto público y exportaciones netas. Podemos sacar en conclusión, que a mayor consumo, ahorro, gasto público y exportaciones, mayores ingresos y demanda agregada. A mayores ingresos, y demanda, mayor inflación (subida de los precios). Esto situaría un Producto Interior Bruto positivo y más propensión marginal a consumir, al ahorro y a la inversión. Un estímulo a la economía.

Keynes rompió con el dogma clásico de Smith y Ricardo postulando que el equilibrio en el mercado depende de más factores que el de la demanda y la oferta.

Así pues, basándonos en la teoría keynesiana nos encontramos con una pregunta, ¿cuál debe de ser la prioridad del gobierno actual? Todos estaríamos de acuerdo en que contra el desempleo, pero la teoría no dice lo mismo.

Si queremos luchar contra el desempleo se debe estimular la demanda global, es decir, según la fórmula, aumentar la demanda agregada o ingresos. Las medidas a tomar serían:

- Bajar impuestos. Para que las familias tuvieran más dinero para consumir.
- Bajar los tipos de interés. Para que los empresarios inviertan más.
- Aumentar el gasto público. Esta medida depende de una decisión presupuestaria del gobierno.
- Fomentar las exportaciones. Bajando el tipo de cambio, haciendo que la moneda se devalúe.

¿Se ha tomado alguna de estas medidas? No, más bien todo lo contrario.

Pero, exactamente, ¿que se consigue con las medidas tomadas? Pues luchar contra la inflación, cuanto más sube la demanda, más suben los precios y todas las medidas tomadas son anticonsumistas y desfavorecen la demanda. Por lo que, en definitiva, los precios bajan a la par que la demanda. ¿Cómo?

- Subiendo impuestos. Para restringir el consumo.
- Subiendo los tipos de interés.
- Bajando el gasto público.
- Aumentando el tipo de interés, lo que no fomenta las exportaciones.

¿Es lo que España necesita ahora mismo? Las teorías de Keynes están basadas en el estímulo de la economía en épocas de crisis. De hecho, en estos momentos es cuando sus teorías toman color y sentido. Su obra fue publicada en plena Gran Depresión de 1929. La propuesta de Keynes para contrarrestrar el estancamiento económico era precisamente obligar al estado a estimular la demanda con mayores gastos económicos lo que consideró la política fiscal con un instrumento decisivo.

En definitiva, el estado debe de jugar un papel contracíclico en la economía, estimulando la demanda en momentos de recesión y restringiéndola en momentos de auge. De manera que los ciclos económicos se aminoren y no se transformen en crisis. 



3 comentarios: